AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 


Esto es para ti. Pero cuando estés lista/o. ¿A que te refieres? 

Cuando toda esta aventura comenzó, descubrimos que como personas necesitamos ver, tocar, escuchar, saborear, imaginar, recordar lo que es importante y significativo. Y para ti, ¿qué puede ser más importante que amar y ser amada/o?

Necesitamos "ver y tocar" las realidades espirituales... por eso somos cuerpo, somos espíritus encarnados. El amor no va corriendo por la calle, la alegría no empuja un carrito en el supermercado, la fidelidad no brinca en la playa... somos cada uno de nosotros los que hacemos visible “lo invisible, lo espiritual y lo divino”.  

Descubrir la maravilla de la sexualidad y la grandeza del amor como nos lo enseña Juan Pablo II, le da un giro de 180 grados a tu vida. 

Eres una persona, hombre o mujer, quieres amar y tu vida tiene un sentido porque reconoces tu grandeza como persona porque eres hija/o de Dios y El, te lo aseguro, lo único que quiere es que seas feliz. 

Cuando decides, sea cual sea tu historia personal - esperar al gran amor en tu vida -, cuando - quieres guardar tu corazón - para esa persona única, irrepetible, especial, diferente a todas/os... por quien vale la vida entera entregarte para siempre, para toda la eternidad... - Debes prometerlo, debes comprometerte, debes creerlo y hacerlo vida... en la intimidad de tu corazón -. 

Pero, repito, no puedes ver lo que “está en tu corazón”. Por eso, Amor Seguro está diseñando -la promesa- con un grupo de jóvenes. Necesitamos que sea algo muy especial que te recuerde, que te acompañe y ayude a ser fiel a lo que prometiste, a cumplir el compromiso, a creer aunque cueste y vivirlo... porque ya sabes que el camino a la felicidad se encuentra cuando se vive en en orden el amor.  

Tu promesa, es íntima. Es -algo- que puedes ver, tocar, escuchar y,  ¿porque no? ¡saborear!

    
© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por