AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



10 de Marzo de 2015
Han sido días de un encuentro profundo con Dios. He re-descubierto la maravilla de lo que significa estar llamado a ser uno con Dios y el comprender cómo mi cuerpo me lleva a esa unión con El.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Arturo, MÉXICO

10 de Marzo de 2015
La pregunta inicial es saber ¿quién soy yo?. Este curso ofrece formación espiritual e información intelectual que junto con la relación interpersonal, uno sale conociéndose mejor, de modo objetivo. Del conocimiento de la propia identidad surge el actuar. El cuerpo es una expresión externa de lo que somos en lo más profundo de nuestro ser: PERSONAS AMADAS.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Luis Antonio, Roma ITALIA

10 de Marzo de 2015
Me voy de éste curso con el corazón lleno y reconfortado en mi vocación consagrada. He logrado entender, aceptar y valorar mi llamado a la paternidad espiritual, lo cual es, para mi, un motor que me empujará más fuerte de ahora en adelante. ¡Gracias, Señor, por el don de Amor Seguro!

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo, BRASIL

10 de Marzo de 2015
Es fácil, por lo menos para el hombre, olvidarse de su corazón. El ritmo de la vida, las heridas, las dinámicas internas nos hace empujar el corazón al lado, porque no hay que dedicarle mucho tiempo... pero así uno no es feliz.
Este curso me ayudó a recordar mi corazón, escucharlo y así encontrarme con Dios.
¡Gracias!

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Stefan, MÉXICO

10 de Marzo de 2015
Parecería más fácil creer en un amor que no es pleno y parecería más seguro bajar las propias expectativas. Así al menos no se viven desilusiones. Pero eso no llena, Dios no quiere para mi nada que no sea la plenitud. El único amor 100% seguro es el Amor Pleno.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo

10 de Marzo de 2015
El curso me ha ayudado mucho para ver a las mujeres como mis hermanas, con los ojos de Cristo, con amor fraternal.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo

10 de Marzo de 2015
Dios me permitió hacer éste curso en el momento más oportuno y especial en estos meses previos a mi ordenación. A decir verdad, estudiando teología, ya había estudiado muchos términos, pero creo que Dios quería que yo no me contentase con saber mucho sobre el amor, sino que amase de verdad y con todo mi ser. De cara al sol del Sagrario y junto a esta comunidad de hermanas y hermanos, mi corazón se ha bronceado y se ha caldeado. Y el milagro sigue...

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Alexis, CHILE

10 de Marzo de 2015
Por medio de este curso el Amado de mi alma ha hablado con palabras claras y ciertas. Me ha renovado el amor primero por mi vocación sacerdotal y me ha hecho creer profundamente en el amor. Gracias.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Michael, ESTADOS UNIDOS

10 de Marzo de 2015
Amar y sentir amando. Dar y recibir. La vida ofrecida es la vida recibida, todo en la clave de nuestro Señor Jesucristo y la Virgen María. Me ayudó reconocer y entender lo que experimenté primero en mi vocación, y ahora, lo que Dios me llama a vivir profundamente para los demás.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. David, ESTADOS UNIDOS

10 de Marzo de 2015
La llamada es promesa, esta frase resume el curso para mi. Dios nos llama y es la promesa de felicidad eterna, vemos esta llamada y promesa en nuestro cuerpo, también en toda nuestra persona.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. John, ESTADOS UNIDOS

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por