AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



06 de Febrero de 2015
Estoy totalmente agradecida a todos los que le dedicaron tiempo, vida, esfuerzo a este curso, pues es un encuentro y una conversión que no sabía que necesitaba pero que me ha sanado y cambiado mi vida. Juan Pablo II es un gran santo, y como buen santo ataca y soluciona los problemas del mundo de sus tiempos contrarrestándolos con el amor de Dios dándole una respuesta a cada hombre en su interior.

Chichén Itzá, Febrero, 2015
  
Fátima, Ciudad de México MÉXICO

06 de Febrero de 2015
No logro descifrar todavía lo que sucedió. Lo que me llevo es una gran paz interior. Le hablo a Dios con mucha claridad, sin angustia y con confianza que me escucha. El ambiente logrado es excelente, cuidado hasta el más mínimo detalle. En el trato a Dios con referencia, respeto y adoración. ¡Felicidades! Personas como ustedes hacen que la Fe se sostenga y crezca.

Chichén Itzá, Febrero, 2015
  
Anónimo, MÉXICO

06 de Febrero de 2015
Esta experiencia cambio mi vida. Algo que mi alma me pedía a gritos. “Sigue al Señor”. Casada sólo por lo civil con un hombre divorciado pero noble, hermoso y enamorado, pero la fuerza del llamado es aún más fuerte. Salgo de aquí totalmente convencida de que es a Dios a quien me quiero unir en cuerpo alma y voluntad, como su hija amada, y esposa para seguir tocando, escuchando y bailando su música como sólo él lo dispone.

Chichén Itzá, Febrero, 2015
  
Solange, VENEZUELA

21 de Noviembre de 2014
Fui mirada por un sacerdote con ojos de Amor de Padre, me devolvió la gracia de mirarme con dignidad, me sentí custodiada, respetada y acompañada. Hoy no tengo ojos para mirar a mis amados sacerdotes, porque los miro con el corazón, nunca imaginé que esa sería la misión que Dios me regalaría.
Busqué en muchos hombres apagar mi deseo desordenado y nunca lo logré. Cuando el me miró como hija, no sólo se apagó mi deseo desordenado, sino que brotó el amor de Dios y me hizo reconocerme su amada princesa.
¡La redención existe!, sólo basta confiar en Dios, muchas mujeres como yo necesitan ser miradas como mira Cristo.

Chichén Itzá Noviembre, 2014
  
Anónimo, MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
A veces nos perdemos de mucho pensando en lo que “no se debe hacer”… pero cuando encontramos que vivir la pureza es como un “silencio” que es parte de una gran sinfonía de amor que Dios nos quiere regalar, nos damos cuenta que la imagen que tenemos del amor es solo la punta del iceberg que es realmente el amor en el plan de Dios.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Ale, Puebla MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
Dios tiene sus tiempos, sus momentos para regalarte lo que quieres escuchar y sanar. Hoy descubro, entiendo y asimilo que el AMOR y la GRACIA del amor entregado por Dios, me redime y me invita a levantarme cada vez que lo necesite.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Erick, Yucatán MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
La TDC me ayuda a abrazar con amor y responsabilidad mi paternidad espiritual.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
P. Luis Agustín Lara SHJ, Campeche MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
Cambia totalmente la manera de percibirte a ti mismo y percibir a los demás. Además, verdaderamente la TDC de JPII constituyen lentes nuevos para mirar toda la riqueza, verdad, belleza y profundidad del misterio que nos ha sido revelado por Dios en la Sagrada Escritura. Definitivamente, mucho más de lo que esperaba en todos los sentidos. TDC genera con seguridad, la concientización y sobre todo la apertura del corazón que necesitamos para llevar al mundo a la civilización del amor.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Cristina, Yucatán MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
Dios ha puesto en mi una gracia maravillosa, inmensa que no puedo explicar. El primer y segundo día me sentía tan mal por sentirme menos; pero hoy me voy renovada, nueva, llena de gracia por el amor de cristo MI ESPOSO y nada de lo que me sienta, sea nada importa, soy la hija amada de EL; todo, todo queda afuera lo único importante, valioso es que soy ESPOSA, y me voy FELIZ, FELIZ a vivir sin reserva. Gracias.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Gaby, Mérida MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
Dios me permitió conocer la TDC para cambiar mi vida gracias S. Juan Pablo II, por dejarte iluminar y ser ejemplo del cuerpo y alma consagrada al don de la vida, el amor. Gracias Staff de Dios (amor seguro), religiosos, sacerdotes L.C, consagrados L.C, matrimonios, novios y nosotros los solteros, todos formamos la iglesia esposa de cristo. Gracias.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Oscar, Ciudad de México MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por