AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



10 de Marzo de 2015
Me ayudó a renovar la constante necesidad de remitirme a mi a su Hijo amado para poder amar como hermano, esposo y padre, amor que nace del corazón pero que se expresa en la mirada y en todo mi cuerpo. La idea de el misterio de la persona vista, admirada, contemplada a través del cuerpo redime en primer lugar a uno mismo y luego en cierto modo a los demás.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. M. Alejandro, Roma ITALIA

10 de Marzo de 2015
Es una experiencia que deberían hacer todos los que se preparan para el sacerdocio. Me cambió la vida porque me cambió el corazón. Dios obra muy poderosamente en este curso y obra milagros, porque Dios es quien ocupa el primer puesto en cada momento del curso. Es un "lugar" en el que Dios como médico de almas va curando y limpiando nuestro interior de un modo fuerte y eficaz. Sales afirmado en la fe, en la vocación propia y en tu sexualidad consagrada al Señor.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Javier, Roma ITALIA

10 de Marzo de 2015
Es fácil, por lo menos para el hombre, olvidarse de su corazón. El ritmo de la vida, las heridas, las dinámicas internas nos hace empujar el corazón al lado, porque no hay que dedicarle mucho tiempo... pero así uno no es feliz.
Este curso me ayudó a recordar mi corazón, escucharlo y así encontrarme con Dios.
¡Gracias!

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Stefan, MÉXICO

10 de Marzo de 2015
Parecería más fácil creer en un amor que no es pleno y parecería más seguro bajar las propias expectativas. Así al menos no se viven desilusiones. Pero eso no llena, Dios no quiere para mi nada que no sea la plenitud. El único amor 100% seguro es el Amor Pleno.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo

10 de Marzo de 2015
El curso me ha ayudado mucho para ver a las mujeres como mis hermanas, con los ojos de Cristo, con amor fraternal.

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo

10 de Marzo de 2015
Dios me permitió hacer éste curso en el momento más oportuno y especial en estos meses previos a mi ordenación. A decir verdad, estudiando teología, ya había estudiado muchos términos, pero creo que Dios quería que yo no me contentase con saber mucho sobre el amor, sino que amase de verdad y con todo mi ser. De cara al sol del Sagrario y junto a esta comunidad de hermanas y hermanos, mi corazón se ha bronceado y se ha caldeado. Y el milagro sigue...

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
H. Alexis, CHILE

10 de Marzo de 2015
Me voy de éste curso con el corazón lleno y reconfortado en mi vocación consagrada. He logrado entender, aceptar y valorar mi llamado a la paternidad espiritual, lo cual es, para mi, un motor que me empujará más fuerte de ahora en adelante. ¡Gracias, Señor, por el don de Amor Seguro!

Castel Di Guido, Roma ITALIA - 2015
  
Anónimo, BRASIL

06 de Febrero de 2015
Los ojos con los que me miro a mi misma, ¿son como Dios me mira? Soy (era) la juez más dura de mi misma historia. Mis heridas son grandes y nunca antes las había valorado. Hoy las agradezco, hoy son parte de mi porque sé que un día van a brillar. Intenté buscar mi camino por mis rutas, por mis modos y formas; solo me perdí, caí en lo más absurdo, abominable para unos, escape para otros. Nada funciona, nada llena, nada tiene sentido sin Cristo aunque el mundo aplaude, invita a todo lo contrario.

Chichén Itzá, Febrero, 2015
  
Anónimo, MÉXICO

06 de Febrero de 2015
Toda mi vida he seguido las reglas y los mandamientos “by the book” la Teología del Cuerpo me mostró el verdadero significado de ser Hijo de Dios y futuro esposo. Además me abrió a la confianza en el Espíritu Santo y no en mis virtudes.

Chichén Itzá, Febrero, 2015
  
Charly, Cancún MÉXICO

06 de Febrero de 2015
La Teología del Cuerpo me abrió los ojos a vivir una vida plena dentro de mi relación con mi pareja, dando a través de el encuentro el amor de Dios, así como él a través de mi también puede alcanzarla.

Chichén itzá, Febrero, 2015
  
Diana, Cancún MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por