AcercaComo TrabajamosPara compartirVíveloEl corchocontacto.php

 



21 de Noviembre de 2014
Un curso que ha traído a mi vida aquel amor originario que anhelaba desde hace tiempo. Más que un curso, es un encuentro con nuestro creador que te invita a descubrirlo bajo una nueva luz. Dios te quiere feliz y aquí te lo demuestra. ¡Muchas gracias!.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
P. Lorenzo, Jalisco MÉXICO

21 de Noviembre de 2014
Fue algo muy especial en mi vida ya que así celebramos nuestros 25 años de casados. Renovamos la promesa de matrimonio en un ambiente purificado lleno de amor rodeados de ocho sacerdotes, consagradas y gente buena, todo esto hace que realmente sientas el amor matrimonial bajo la gracia del señor nuestro Dios.

Chichén Itzá, Noviembre 2014
  
Ricardo, Yucatán MÉXICO

22 de Septiembre de 2014
Pues solo para decirles::::wow, pensé que estaba loca¡¡¡¡ Y ya veo que no, al fin encontre no solo personas sino toda una organización a favor del verdadero amor bajo el respeto al cuerpo humano que merecemos como hijos de Dios.
No les digo adios, sino hasta luego porque, de tantas veces que he ido a Mérida y he perdido el tiempo en otras actividades ahora ya encontré una razón con sentido importante para ir.
Gracias por existir y hasta la vista.

Página WEB
  
María Higinia...

03 de Agosto de 2014
UN MOVIMIENTO QUE DA UNA NUEVA VIDA A TU VIDA Y EL DE SABER QUE DIOS ES QUIEN ELIGE Y FUI CREADA POR EL PARA AMAR Y SER AMADA, EN LA PERSEVERANCIA Y PERMANENCIA Y CON SU GRACIA PERMANECER AUNQUE TENGA CAIDAS POR QUE EL ME AMA.

Página WEB.
  
Silvia Noemí Chi Romero

27 de Junio de 2014
Este Eco camp ha sido para mi la mejor experiencia del amor de Dios que he tenido, ahora se que no es mi vocación ser sacerdote y ECO me ha ayudado a madurar en esta decisión, darme cuenta de mi identidad de hijo de Dios y El, como el mejor padre, sabe que es lo mejor para mí.
Pero lo más importante ECO para mi fue que se rompió una barrera que estaba entre mi corazón y mi mente, la cual no me permitía amar a Dios con todo mi corazón y esta no era una experiencia real del amor de Dios porque tenemos que amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas; ésta experiencia esta cambiando mi vida.
Por último en ECO creo que fue importante poder convivir con chicos que tienen la misma inquietud de encontrar el amor de Dios en su vida ya que lamentablemente somos muy pocos los que nos preocupamos por esto hoy en día.
Gracias a todos los que participaron en ECO me han dado una super experiencia del amor de Dios y también me dejó una muestra de ese amor: mi Ecofamily!!

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO MÉXICO
  
Angel, Guadalajara, Jalisco MÉXICO

27 de Junio de 2014
Mi experiencia en el EcoCamp fue algo que en verdad me cambió, sobre todo regresando de mi año de colaboradora en el Regnum Christi. Me ayudó a aterrizar todo lo que había vivido en ese año tan cerca de Cristo; me ayudó a ver cómo aplicarlo en mi vida ordinaria.
Las pláticas fueron muy interesantes y profundas, pero sobre todo tocaban la realidad de cada uno.
La música también fue una parte muy importante. Poder tener una experiencia de oración, personal, con Cristo tan cercano y tan real, y guiada por la música, te elevaba el corazón.
Lo que mas me gustó y ayudó de esta experiencia, fue el poder compartir con tanta gente que está en busca de lo mismo: vivir una relación real con Cristo en el mundo de hoy. Fue muy especial cuando podías acercarte a quien sea en el campamento, especialmente a los líderes, y que escucharan con atención y te aconsejen sinceramente buscando lo mejor para ti.

Pipiol Valle de Bravo, MÉXICO - ECO MÉXICO
  
Elin, Estado de México, MÉXICO

27 de Junio de 2014
Comprendí el misterio de la vida, aprendí a amar, a sentirme amada, esta experiencia me abrió los ojos, me hizo ver el mundo de una manera distinta, ahora entiendo el verdadero orden de la sexualidad, del amor y de la vida. No hay palabras para explicar la belleza de lo que es la teología del cuerpo.. CRISTO es el verdadero AMOR, Jesus esta en mi reflejo, en el de cada persona.. Aprendí a conocerme mas, y a conocerlo a El y todo esto en ECO camp México. ¡¡Ahora se lo que es vivir!!

Pipiol Valle de Bravo, MÉXICO - ECO MÉXICO
  
Pili Madrazo, MÉXICO

27 de Junio de 2014
Le agradezco primeramente a Dios por esta experiencia tan encantadora y cambiante de corazón. Yo había pensado que mi vocación a la castidad y al sacerdocio era decir no a la posibilidad de tener una esposa y unos hijos, pero a lo largo del curso me di cuenta de que también yo estaba llamado a ser esposo y padre; pero esposo de la Iglesia y padre de hijos espirituales. Me di cuenta de que era débil y necesitaba de la gracia de Dios para poder ver a Dios por medio de la mujer. El curso me ayudó a ver a la mujer por quien es: hija de Dios, por tanto hermana mía, y que tengo el deber como hombre a respetarla, defenderla y custodiar su dignidad. Al final del campamento tuvimos una última sesión en familia. Nos cogimos de los hombros y nos pusimos a orar unos por otros. Cuando llegó el momento de que oraran por mí, cerré los ojos y oí: “Te doy gracias mi Dios por Jesús, por haberlo escogido…porque él va ser el que bautice nuestros hijos, el que nos consuela en el confesionario, el que nos va a atender a la hora de nuestra muerte…” En ese momento me puse a llorar internamente porque no había escuchado a mis compañeros sino al Espíritu Santo, todo duda de mi vocación disipó y sentí en mi corazón que algo cambió. Y fue en ese momento cuando, por fin, todo lo que había escuchado hizo click. Y por supuesto todo esto se tuvo que ir reflexionando en la oración y en los sacramentos para que pudiera empapar la tierra de mi corazón.

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO México
  
H. Jesús, Guadalajara MÉXICO

27 de Junio de 2014
[Esta es] … mi experiencia vivida en [ECO] al que tuve la gracia de asistir hace unas semanas. En dicho campamento viví una experiencia excepcional en la que experimenté el inmenso amor de Dios hacia cada uno de los hombres. Este campamento me hizo comprender, con las platicas de teología del cuerpo, muchas dudas que yo tenía en mi corazón; pero más que comprenderlas pude experimentar sensiblemente el amor de Dios y el amor de las personas que me rodeaban. Experimenté la paternidad a la que estoy llamado en el sacerdocio conviviendo con las muchachas y los muchachos del campamento, descubría en su mirada un aprecio y un cariño parecido al que un padre siente.

Otra de las cosas que experimenté en el campamento fue la complementariedad de los hombres y las mujeres. Las mujeres necesitan el cariño de los hombres y los hombres necesitan el cariño de las mujeres, siempre y cuando este cariño sea lo más casto y bien intencionado posible a nuestra naturaleza dañada. Ciertamente yo tenía muchos prejuicios contra las mujeres; me consideraba incapaz de mirar a una mujer con respeto, cariño y admiración, pero gracias a este campamento estoy convencido de que con la gracia de Dios purificaré mi mirada para ver a cualquier mujer como una hermana amada por Dios y no como un objeto.

Son muchas las cosas que viví y experimenté. Es una experiencia que en mi opinión cualquier persona debería vivir puesto que este camp da a conocer el amor de Dios a todas las personas que se atreven a hacer la experiencia. Lo recomiendo a todo mundo, especialmente a nosotros. A mí me ayudó a ver más claramente la vocación a la que Él quiso llamarme. Dios quiera que mis hermanos precandidatos de otros centros tengan esta experiencia.

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO México
  
H. Diego , Guadalajara, JALISCO

27 de Junio de 2014
Dios me bendijo con la oportunidad de ir al ECO Camp que se organizó en Pipiol, Valle de bravo este Junio de 2014.
Estoy profundamente agradecida por poder haber sido parte de esta experiencia que cambio mi vida y la de muchos jóvenes mas para siempre, me recordó porque Dios me hizo de la manera que lo hizo y todavía me sigo asombrando al pensar que la respuesta a todas mis preguntas siempre estuvo ahí, pero yo no las había encontrado. El amor es algo todavía mas hermoso de lo que me había imaginado, tiene un orden tan perfecto y tan lógico una vez que logras entender porque Dios hizo las cosas como las hizo y esa semana de escuchar la teología del cuerpo fue realmente un "pedacito de cielo", fue una experiencia de convivir con otros jóvenes como yo en la búsqueda del amar y ser amados, con todas nuestras cualidades y defectos que nos hacen humanos.
Es un mensaje que NECESITA ser divulgado, porque el paciente nunca va a curar si no se deja tratar por el doctor, y ese doctor es Cristo quien a través de San Juan Pablo II nos da la oportunidad y las herramientas para hacer de este mundo un lugar de gente que ame con locura.

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO MÉXICO
  
Carmen, Mérida, MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por