AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



25 de Julio de 2016
Tenía 3 años con las ganas de venir, así que llegué coba unas expectativas extremadamente altas pero aún así cuando dijeron que era un pedazo de cielo no les creí. No tenía ni idea de lo que me esperaba, Cristo salió a mi encuentro, no sólo a través del contenido, pero a través del encuentro con el otro. Para mi ETHOS fue y es una verdadera experiencia de lo que es la Iglesia: Hombres y mujeres, laicos y consagrados todos unidos en el Amor, todos como un sólo pueblo frente a Dios.
Yo los invito a que se animen a descubrir quienes son, a descubrirse como hijos amados del Padre a descubrir su riqueza como hombre o mujer.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Pablo, MÉXICO

25 de Julio de 2016
Mi experiencia del campamento fue sentirme y conocerme tal como me ama Dios y qué es lo que desea Dios en mi vida, siendo yo un seminarista. Tuve y sentí la libertad de elegir entre la vocación sacerdotal y el matrimonio - ver y conocer lo hermosas que son estas dos distintas vidas, aunque todavía no he dado un sí seguro, tengo la confianza del amor de Dios y que El me dio el don de ser libre.
También reconocer y experimentar el amor humano y el divino, que cualquier hombre y mujer que quiere dedicarse a la vida de la Iglesia lo busca siendo completamente humano, y Dios es quien nos da el ser para la misión que tiene para nuestra vida.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Pablo Seminarista, MÉXICO

25 de Julio de 2016
Yo llegué muy cerrado. Después del primer día empecé a cuestionar y ponerle peros a todas las cosas que me decían. Me considero una persona que se esfuerza conscientemente para ser mejor y de verdad les puedo decir que me contestaron todas mis dudas y peros y que después de ésta experiencia me enseñaron la verdad eterna y le dieron un sentido a todas mis luchas.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Anónimo

25 de Julio de 2016
Yo llegué como una oveja perdida y regreso a mi casa en mi rebaño. Realmente estaba muy cegada del amor de Dios llena de soledad y vacía. Pero al venir a ETHOS y aprender sobre el verdadero significado de quien soy, de donde vengo y a dónde voy me di cuenta de lo amada que soy por Dios, de lo mucho que valgo, de cómo Dios llena cualquier vacío.
Y no tengo nada más que decir que no sea agradecer, porque cambio mi vida en sentidos inimaginables, ahora sé que Dios me ama y más que nada que me quiere feliz, por eso nos hizo capaces de amar y ser amados, porque con amor TODO se puede y si Dios es Amor pues ahí está la respuesta. Gracias a Dios que vine y gracias a todo el equipo de Amor Seguro, cambiaron vida y mi forma de ver las cosas.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Paulina, MÉXICO

25 de Julio de 2016
El amor no se sabe, sino que se siente. ETHOS es una experiencia que simplemente no se puede poner en palabras, cada momento vivido son probaditas de cielo. Esta semana no sólo aprendí a amar, sino a sentirme amada, rodeada de niños que empezaron como desconocidos y acabaron como mis hermanos. Es impresionante lo que uno vive aquí, y ver cómo Dios en serio renueva los corazones de todos. No hay manee de contar lo que ha pasado en este campamento, pero definitivamente me abrió los ojos ante la verdad y no se me va a olvidar nunca.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Marifer, MÉXICO

25 de Julio de 2016
En ETHOS encontré un ambiente fresco, joven y alegre para encontrarme conmigo mismo, con Dios y con personas maravillosas de distintos lugares, familias y personalidades que enriquecen mucho la experiencia que se vive.
A pesar de llevar tiempo sirviendo en la Iglesia, de participar en otras experiencias, de retros juveniles y de Teología del Cuerpo, encontré en ETHOS una visión humana, espiritual y generosa de vivir este mensaje de amor en comunidad.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
José, MÉXICO

25 de Julio de 2016
Me encontré con un abrazo y el mayor apapacho de quien más me ama. Aprendí y conocí muchas cosas nuevas en un ambiente de mucha confianza y amistad.
Yo venía buscando orden y respuestas y en vez de encontrar eso, me reencontré con el Amor verdadero que sembró en mi el inicio del orden. Pude sentir la misericordia de Dios que me abraza como un Padre, me llena el alma y me da paz. Yo creo que lo que viví y encontré aquí ha sido algo que nunca imaginé que experimentaría.
No se cómo ponerlo en palabras, pero fue como un abrazo del amor de mi existencia.
Me voy con mucha paz, pero a la vez con miedo al futuro, pero como me dijeron: "Si Dios conmigo, quién contra mi".

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Elena, MÉXICO

25 de Julio de 2016
Llegue a ETHOS con muchas heridas, dudas y falta de amor. Acá me di cuenta de lo mucho que me ama Dios. Que soy su hija y que no importa las veces que lo he herido Él siempre me va a perdonar porque su misericordia y amor son infinitos.
Para mi ETHOS es un pedacito de cielo en el cual aprendes de dónde vienes y hacia dónde vas, en el cual descubres el poder del amor y conoces personas que están en la misma lucha que tu.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Helena, COLOMBIA

25 de Julio de 2016
Lo que yo he vivido en este campamentos inolvidable, es increíble como Dios nos a tocado el corazón, nos ha dado la esperanza para vivir y cumplir nuestra verdadera misión que es estar felices, es estar cerca de El en los momentos buenos y malos. Hemos aprendido a llevar a Jesús en el corazón y absorber su eterno amor en este campamento. Me he sentido querido y aceptado tal como soy y me han acogido como nadie, Cuando todos llegan el primer día están todos con pena y algo cerrados pero como van pasando los días nos vamos uniendo como hermanos. Dios siempre tiene un plan, una razón y un tiempo para todo. Qué increíble es saber que no estás solo en la lucha, que tienes hermanos igual que tu y que siempre podrás apoyarte en ellos cuando los necesites, es un regalo inolvidable que te da ETHOS.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Alejandro, ESTADOS UNIDOS

25 de Julio de 2016
Es una experiencia que nunca antes viví, un verdadero encuentro con Dios, saber de dónde vengo, reconocer mi historia, sanar mis heridas. Sentí intensamente el amor de Dios que me quema por dentro, pude experimentar este mismo amor de Jesús en sus sacerdotes, sentirme como ese pequeño corderito, perdido, pero que El me había encontrad, experimenté su perdón, su misericordia, experimenté el amor fraterno en las pequeñas comunidades.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo
  
Anónima

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por