AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



27 de Junio de 2014
Mi experiencia en el EcoCamp fue algo que en verdad me cambió, sobre todo regresando de mi año de colaboradora en el Regnum Christi. Me ayudó a aterrizar todo lo que había vivido en ese año tan cerca de Cristo; me ayudó a ver cómo aplicarlo en mi vida ordinaria.
Las pláticas fueron muy interesantes y profundas, pero sobre todo tocaban la realidad de cada uno.
La música también fue una parte muy importante. Poder tener una experiencia de oración, personal, con Cristo tan cercano y tan real, y guiada por la música, te elevaba el corazón.
Lo que mas me gustó y ayudó de esta experiencia, fue el poder compartir con tanta gente que está en busca de lo mismo: vivir una relación real con Cristo en el mundo de hoy. Fue muy especial cuando podías acercarte a quien sea en el campamento, especialmente a los líderes, y que escucharan con atención y te aconsejen sinceramente buscando lo mejor para ti.

Pipiol Valle de Bravo, MÉXICO - ECO MÉXICO
  
Elin, Estado de México, MÉXICO

27 de Junio de 2014
Este Eco camp ha sido para mi la mejor experiencia del amor de Dios que he tenido, ahora se que no es mi vocación ser sacerdote y ECO me ha ayudado a madurar en esta decisión, darme cuenta de mi identidad de hijo de Dios y El, como el mejor padre, sabe que es lo mejor para mí.
Pero lo más importante ECO para mi fue que se rompió una barrera que estaba entre mi corazón y mi mente, la cual no me permitía amar a Dios con todo mi corazón y esta no era una experiencia real del amor de Dios porque tenemos que amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas; ésta experiencia esta cambiando mi vida.
Por último en ECO creo que fue importante poder convivir con chicos que tienen la misma inquietud de encontrar el amor de Dios en su vida ya que lamentablemente somos muy pocos los que nos preocupamos por esto hoy en día.
Gracias a todos los que participaron en ECO me han dado una super experiencia del amor de Dios y también me dejó una muestra de ese amor: mi Ecofamily!!

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO MÉXICO
  
Angel, Guadalajara, Jalisco MÉXICO

27 de Junio de 2014
Una de las semanas más increíbles de mi vida, en donde se unió: la oración, adoración, cantos, diversión, pláticas y mucha convivencia. ¿Qué más se puede pedir en una semana de vacaciones? Todo está aquí, viviéndolo todo desde el Amor.

Después de haber vivido todas estas experiencias en el ECO Camp, no sale uno siendo el mismo. La nueva mirada que me ha dado la Teología del Cuerpo, es la mirada pura y alegre de Jesús. Es como Jesús quiere que nos veamos entre nosotros, como quiere que le veamos a Él. ¿Por qué nadie se quería ir a su casa y dejar el campamento? Porque estuvimos viviendo como Familia, como hermanos, como amigos que tenemos el mismo interés e Ideal: Jesucristo. Nadie nos queríamos ir, dejar de vernos, dejar de platicar, convivir, rezar y abrazar. Todos con la mirada de Jesús, todos en comunión. Ahora entiendo a los primeros cristianos: “Un solo corazón, una sola alma”, “Mirad cómo se aman”. Una experiencia inigualable, que todos seguimos gozando y que todos seguiremos recordando, porque ahí estaba Él – entre nosotros y en nosotros.

Nunca pensé que en el ECO Camp pudiera revalorar y darle sentido a mi paternidad y fraternidad espiritual, es algo que me deja muy marcado para seguirla viviendo en mi vida consagrada con todas las personas que me rodean.

Vale la pena hacer la experiencia, después de esto todo se transforma, no cambia, sino que se adquiere una mirada nueva para ver las cosas que Dios nos pone en el camino.

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO México
  
Sergio, Ciudad de México MÉXICO

27 de Junio de 2014
A 2 meses de haber vivido la experiencia de ECO, puedo decir que mi vida se puede partir en un antes y después del campamento. Lamentablemente, durante mi secundaria y prepa, estuve muy alejado de Dios. Aunque siempre estuvo ahí, se me hacía muy fácil hacerlo a un lado, ignorarlo, ponerlo en “silencio”. Todos tenemos este gran deseo de amar y de ser amados, a ser felices, y yo creía que podía llenar ese deseo con amigos, con fiestas, con las cosas materiales, con mis logros. Nunca logré satisfacer ese deseo, y me perturbaba mucho porque nunca logré ser feliz verdaderamente. Llegué a pensar que tenía que esforzarme más para encajar en la sociedad, que tenía que ser como los demás, aunque eso implicara ir en contra de todo lo que me habían enseñado toda la vida, con tal de “satisfacer” ese deseo. Pasaban meses sin que yo me confesara, y no me preocupaba porque no estaba en mis prioridades. Y estaba yo ciego, porque Dios siempre estuvo ahí, esperando, pero el mundo en el que vivimos nos crea barreras que no nos dejan ver con claridad.
En ECO se me abrieron los ojos. Pude eliminar todas las barreras que yo mismo había creado en mi relación con Dios. Aprendí a ver el mundo de otra manera, a ver a la mujer como el regalo sagrado que es y no como un simple objeto. Durante toda mi formación me enseñaron muchas oraciones y ritos, pero nunca había rezado de verdad. En ECO aprendí que no hay poder más grande que el de la oración. Y lo que hace de éste curso algo inigualable no es que se aprenden muchas cosas, sino que se VIVEN y se afirma éstas enseñanzas. Ahora voy descubriendo poco a poco quién soy realmente, afirmando mi vocación y deberes como Católico, y quiero y estoy seguro que vivir imitando a Cristo es el camino al cielo, aunque sea mal visto o no esté de moda.

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO MÉXICO
  
Rodrigo, Mérida MÉXICO

27 de Junio de 2014
Mi experiencia en Eco Camp fué de verdad como recibir un vaso de agua en el desierto. Ahí pude experimetar al Jesús - Maestro. Fué como si Él se sentara a explicar con todo detalle (hasta con dibujos!!) cómo fuí diseñada y cuál es Su propósito conmigo. Resultó ser un plan perfecto.

Aprendí que su orden no son simplemente reglas que dictan restricción, sino que es sinónimo de preciosa armonía porque quiere llevarnos a vivir en libertad y plenitud.

En Eco Camp he conocido a un Dios enamorado, paciente y custodio de nuestras vidas. Confirmé que todo lo que hace, lo hace BIEN y que su Voluntad busca siempre mi felicidad...tu felicidad!

Pipiol Valle de Bravo, México ECO MEXICO
  
Onix, El Salvador

27 de Junio de 2014
ECO Camp fue una experiencia increíble. Una semana en la experiencia del encuentro cercano con el Amor, con Cristo. Fue increíble poder compartir con gente de mi edad el tesoro que es la Teología del Cuerpo y vivir en familia con ellos durante ese tiempo.

No fue sólo lo que aprendí teóricamente, sino un conjunto de experiencias, oración, música y convivencia que hizo posible que todo se hiciera más real y despertara los anhelos de mi corazón. Es una experiencia que VALE LA PENA y que ayuda a que uno se conozca más a fondo y estreche su relación con Dios, que entienda el sentido de su vida y comparta momentos inolvidables en un ambiente en donde todos buscamos lo mismo. Fui muy feliz y no quería que la semana terminara. Lo recomiendo muchísimoooo!!!

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO MÉXICO
  
Sofía, Cancún, QUINTANA ROO

27 de Junio de 2014
No cambiaría por nada la experiencia que viví en ECO.. poder compartir con TANTAS personas de todo tipo que están en la misma sintonía que tú, no tiene precio!!! Es una experiencia increible donde experimentas en mil sentidos el amor de Dios. Por medio de la música, las misas, los momentos que tienes para reflexionar y pensar en ti, la convivencia, las risas y pláticas. Regresé feliz de haber conocido a personas increibles y de volver a vivir experiencias como éstas que te renuevan el corazón y lo llenan de amor y de esperanza!!!
Sin duda disfrute cada segundo que estuve ahí!

Pipiol Valle de Bravo, México - ECO México
  
Sofía, Cancún, QUINTANA ROO

13 de Junio de 2014
Este curso es lo mejor que me ha pasado, ya que yo era una persona que pensaba que todo estaba perdido, pero vi la luz y vi que no todo está perdido en la vida.

Chichén Itzá Junio, 2014
  
Moisés, MÉXICO

13 de Junio de 2014
… Un curso maravilloso donde los que amamos la familia, la vida y el amor toman la forma y la dimensión perfecta para lo que fueron creados. Una visión desde el amor absoluto, perfecto que es Jesucristo mismo. Aquí aprendí que se puede amar a la humanidad entera desde elx o razón y a los que están cerca con el cuerpo, al esposo en el abrazo esponsal que es libre, fecundo, fiel, total y para siempre. A mi hija con todo mi ser… y a cada uno que pase a mi lado con la mirada pura, serena y con palabras llenas de comprensión.

Chichén Itzá, Junio 2014
  
Chely, Guadalajara Jalisco MÉXICO

13 de Junio de 2014
Fue una experiencia de vida, fue la luz que estaba buscando para entender el amor humano entre hombre y mujer, y confirmó mi sentimiento que amar es lo que nos hace libres y felices. Dios está en todas partes y Cristo hace nuevas todas las cosas. Gracias de corazón y sé que muchas más personas vana a estar agradecidas con ustedes sin saberlo por mi testimonio futuro.

Chichén Itzá, Junio 2014
  
Ernesto, MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por