AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



24 de Junio de 2011
Llegué al curso y aún así no sabía de que trataría. Conforme pasaban los días me iba sintiendo cada vez más adaptada y querida por Dios, Él sabe cuándo y cómo te pone en el camino, cosas, personas, experiencias… y me siento muy bendecida por Él, porque me puso en el camino este curso lleno de aprendizaje el cual puedo aplicarlo a mi vida personal. Dios gracias por lo que tengo y gracias por quererme tanto.

Curso Chichén Itzá, junio 2011.
  
Lisset, Mérida, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Después de vivir desordenadamente y de ver que por la Gracia de Dios no sólo veo los errores en que vivía, sino que me da la oportunidad de enmendarlos y de vivir una nueva vida (esperanza). Se llena de gozo mi corazón. Porque desde niño he querido ser un santo y en mi matrimonio y como padre de 4 estoy llamado a ello. Ahora veo más claro que nunca, que aquí en donde estoy es mi terreno de salvación, de
conversión y de santidad y aquí es en donde debo de ser fecundo. ¡Dios los bendiga!

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Pablo, Ciudad de México, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Después del Curso me llevo mucho amor, amor con Dios, amor conmigo mismo, amor con mi familia, con los que me rodean y con los que no conozco.
Siento la responsabilidad, no sólo de transmitir lo que he recibido por medio de las sesiones, sino de transmitir el Gran Amor de Dios por mi y por cada uno de los hombres. Obviamente mi vida no puede ser igual y este ha sido el parte aguas, el nuevo inicio de mi vida que me lleva al compromiso de adentrarme más en el “gran misterio”, hacerlo parte de mi vida y transmitirlo a los demás, a todos los que me rodean y lo necesitan: Gracias Jesús, Gracias María, Gracias Juan Pablo II por todo esto.

Curso Chichén Itzá, junio 2011.
  
Antonio, Mérida, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Amor Seguro me enseñó a saber el porque de la vida, saber que siempre lastimo y daño a Dios, es una transformación radical ver como mi corazón estaba hecho pedazos, lleno de heridas… que estaba incapacitado para amar, dolió mucho, las lágrimas me enseñaron a saber que no puedo sólo, que necesito a Dios en mi vida. Ahora lo que más me queda es vivir este amor y transmitirlo para que sepan la verdad.

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Guillermo, Tabasco, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Me voy con un conocimiento más claro y preciso del sentido de la vida y del amor de Dios.
Una visión global de la realidad humana desde el punto de vista del sentido esponsal del matrimonio cristiano, donde Dios es el primero.

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Anónimo, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Me ayudó el curso a agradecer el don de mi vocación al matrimonio y del conocimiento de aquello que Dios quiere que viva con el maravilloso hombre que puso a mi lado. Me llevo el compromiso de hacer el conocimiento vida y así poder transmitirlo a los demás.

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Lorena, Ciudad de México, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Además de adquirir muchos conocimientos sobre Teología del Cuerpo que me servirán en el ámbito profesional, en el terreno personal ésta vivencia fue un grandioso reencuentro con Dios. Me voy con la fuerza y el ánimo para seguir de la mano de Dios. ¡Gracias por este enorme regalo!

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Mary Carmen, Ciudad de México, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Esta invitación de Dios, este llamado fue lo que determinó un sentido diferente en mi vida. Gracias a la colaboración del equipo de Amor Seguro, estoy logrando desbaratar esa bola para mirar una hoja en donde se puede volver a escribir con base en el amor. Me he encontrado a mi, he aprendido a amarme EN VERDAD, a abrazar mi sexualidad y prepararla para el momento indicado y volverme 1 con el hombre que amo. ¡Dios se la voló conmigo estos días! No quiero volver a separarme nunca de El.

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Laura, Puebla, MÉXICO

24 de Junio de 2011
Me ayudó a revalorar la propia experiencia sacerdotal. Descubrir un llamado especial a promover la cultura de la vida, la Teología del Cuerpo. Ser don y compartir el don del Dios de la vida hacia los demás.

Curso Chichén Itzá, junio 2011
  
Padre Alejandro, Mérida, MÉXICO

28 de Enero de 2011
La razón principal para volver a tomar el Curso de Teología del Cuerpo I en Chichen Itzá fue para que mi esposo pudiera tomarlo en Español y para compartir con él regalo que yo ya había recibido en los Estados Unidos. Se lo pedí de regalo de aniversario (39 años)y cumpleaños (58) y aunque no era del todo de su interés aceptó y fuimos juntos.
Llegamos el domingo y con un guía muy bueno visitamos las ruinas de Chichen Itzá y nos maravillamos de la pirámide de Kukulcán y todos los vestigios que se conservan de los mayas, luego comimos y ya estábamos listos para la aventura que inició esa misma tarde.
Los expositores magníficos pero sobretodo la reflexión personal en relación a la propia vida delante del Santísimo Sacramento empezó a transformarnos suavemente y fuimos entendiendo mas y mas. Abrir el corazón al regalo de conocer y saborear la Teología del cuerpo nos ayudó mucho a tener una nueva visión sobre nuestro amor y nuestra relación de pareja. Vimos claramente que no podemos sacar a Dios de nuestra vida en intimidad porque Dios es el amor mismo y el único que puede llenar los deseos y anhelos más profundos de nuestro corazón.
Las discusiones y pláticas durante las comidas y los descansos fueron muy ricas pues habíamos en el auditorio personas de los más variados antecedentes familiares, formativos, profesionales y de de estados de vida. Parejas de esposos, solteros, religiosas, separados, seminaristas, sacerdotes, consagrados, hombres y mujeres jóvenes, mujeres consagradas; cada quien con nuestra historia personal, nuestras heridas y nuestros deseos de conocer la Teologia del Cuerpo y hacerla vida.
Constaté que nuestra Iglesia está viva y que Jesús está entre nosotros ofreciéndonos la redención del cuerpo, buscando nuestra respuesta para que al recibirlo podamos amar como El nos ama, con un amor fiel, libre, total y fecundo.
Me llenó de alegría escuchar a mi esposo decir que el regalo que yo le había pedido de ir al curso juntos había sido al final un gran regalo para él, que le había gustado y que le había servido mucho. Recibimos juntos el regalo de la Teología del cuerpo y una semana completa para profundizar en ella delante de Nuestro Señor Jesucristo, quedándonos motivados para leer y meditar mas sobre todos los temas que abarca, para poder vivirla y ser testimonio para los demás.

Curso Chichén Itzá, Enero 2011
  
Gaby, Ciudad de México, MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por