AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



20 de Noviembre de 2015
Gracias vine a ofrecerle a Dios el regalo de mi vida, de mi sacerdocio, de mis almas, de mis AMIGOS. Vuelvo lleno de Dios, re confirmado en Tu servicio. Soy sacerdote, Tu sacerdote, sacerdote para las almas, para mis amigos, para esas almas particulares que Dios puso en mi camino, en mi vida, en mi corazón. No me despersonaliza mi vocación sino me lanza al amor y a la entrega total de mi vida, de mi sangre. Gracias Señor por darme la vida, la libertad, el amar, el Amor.
Aquí estoy Señor quiero pasar por este mundo "haciendo el bien".

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Padre Alfonso, MÉXICO

20 de Noviembre de 2015
Fue una maravillosa experiencia de seguir descubriendo a un Cristo Hombre, Cristo vivo, que ha venido a darnos valor infinito como personas.
Fue una experiencia de Iglesia, de comunión, de oración profunda y de aprender a amar genuinamente al estilo de Dios.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Anónimo

20 de Noviembre de 2015
Saberme hija amada, esposa, novia, amiga e imagen y semejanza de Dios es algo que influye y cambia toda mi vida… Después de VIVIR esta experiencia del amor tan inmenso de Dios, me voy con ganas de hacer vida todo esto, de luchar por vivir el orden en mi vida y sobretodo con muchísimo deseo de compartir este tesoro/regalo con MUCHAS personas. Quiero ser don para los demás y acogerlos a todos como don pero esto SOLO es posible por medio del Espíritu Santo. ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, a Amor Seguro por compartir esto!

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Chuchi, Guatemala

20 de Noviembre de 2015
Doy gracias a Dios porque en su infinito amor y misericordia me ha buscado y me ha repetido hasta colmar mi alma de tantos "TE AMO" que sólo un amor divino puede hacerlo. Hoy puedo comprender que no existen distancias e imposibles para cuando Dios quiere algo. Como gracia me llevo impregnada el a lama de mi "nuevo Esposo". No existe "soledad" pues Él para siempre estará aquí hasta Allí. Ahora mi vida deseo sea su Sagrario, pequeño e imperfecto pero Suyo.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Teresita María, Argentina

20 de Noviembre de 2015
Mi conversión en mis deseos, me lleva a darle una respuesta al Señor en búsqueda de la santidad.
"La deseo con todo mi corazón".
Repararé mis equivocaciones.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Padre Héctor, MÉXICO

20 de Noviembre de 2015
Desde hace tres años tenía la espinita clavada: quería participar en el curso de teología del cuerpo en Chichén Itzá, pero las fechas no se habían acomodado. Y hace unos días he podido saldar esa cuenta.
Ha sido una experiencia muy grata para mi sacerdocio. Al inicio del curso los organizadores nos pedían que como sacerdotes aprendiéramos también a recibir, que estamos acostumbrados a dar y nos cuesta recibir de los demás. Y la experiencia del curso ha sido precisamente esa. En realidad, la vida sacerdotal y cualquier vida está hecha más para recibir que para dar. Hay que hacer la experiencia del amor de Dios y también del amor de nuestros hermanos para tener el alma henchida y poder entregarse.
El poder compartir tiempo, experiencias, amistad con personas de realidades tan distintas entre sí y palpar que todos llevamos en el corazón el mismo desde de ser plenos y de entregar amor es algo emocionante. Los pequeños momentos de convivencia, la reflexión profunda sobre los temas del curso, los tiempos de oración unidos a la palpitante presencia del Señor en todo momento, son experiencias que te van cambiando, que se van anclando en el corazón y que lo llenan de un brillo particular. La diversidad unida a la comunión nos hace vivir el sentido de Iglesia y darnos cuenta de que todos, todos, pertenecemos a una realidad muy hermosa fundada en el único que pueda fundar una vida.
Otra gran lección ha sido la valoración del sacerdocio y de la vida consagrada. El ver con ojos nuevos su belleza y descubrir lo importante que es para muchos seglares es algo que no le da bálsamo al alma y le renueva las fuerzas para seguir luchando y para seguir dando lo mejor de nosotros mismos en el apostolado.
Le agradezco mucho a todos los expositores y al equipo organizador, que no dejaron de rezar por nosotros, de transmitirnos lo hermoso que es vivir el plan de Dios en nuestras vidas. Que Dios les bendiga.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Padre Evanibaldo, MÉXICO

20 de Noviembre de 2015
Los días vividos en Chichén Itzá la semana pasada durante el curso "Cristo revela al hombre su vocación al amor”, fueron realmente eso, estar con Jesús en cada actividad, en cada persona, en cada formador, en cada servidor del curso, en días de una gran paz que es un fruto del Espíritu Santo que se vivió plenamente; “revela”, recibí la luz del Señor de una manera nítida a través de las enseñanzas de San Juan Pablo II sobre la teología del cuerpo. Cuando el Papa dice en su 1ª Encíclica Christus Redemptor Hominis que el hombre no puede vivir sin amor, que permanece para sí mismo un ser incomprensible, cuya vida está privada de sentido si no se le revela el amor, uno cae de rodillas en agradecimiento y adoración por la fuerza de esta luz, que muchas veces leí, estudie, prediqué pero que no había asimilado en su plenitud, en el curso hay los medios para hacerlo, de manera que uno la haga propia y la haga experiencia de vida.
“Al hombre”, Nuestro Señor Jesucristo habló a mi ser humano, espíritu encarnado, en su totalidad, a mi ser hombre. Esta experiencia proveyó de los medios para tocar mi integridad, cuerpo, emociones, espíritu…
“Su vocación", mi vocación como ser humano, como cristiano, como religioso, como sacerdote. Ahondé día a día en Chichén en la conciencia de un Dios, que es infinitamente amor, y me llama a vivir en plenitud lo que Él creo, me llama a ser su hijo y vivir como tal, me llama a ser absolutamente de Él por mi consagración, me llama a hacerme sacrificio con Él por la salvación de las almas. Conciencia que el agetreo de la vida nubla y que recobré en esta experiencia.
“Al amor”, han sido días para recuperar mis “esentials”, soy para el amor. Mi ministerio sacerdotal adquiere una nueva dimensión más vivida, más sentida, más plena, la de amar a la Iglesia con mi cuerpo entero, la de sacrificarme por Ella, que es mi amada, como Cristo, hasta el sacrificio en el altar de la Cruz. Mi misión de amar adquiere un renovado sentido y una conciencia mayor en su principal herramienta, mi cuerpo.
Doy muchas gracias a Dios por regalarme, en las “vísperas" del Año de la Misericordia, esta caricia de Su ternura.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Padre Luis Alberto, MÉXICO

20 de Octubre de 2015
Nunca es tarde para aprender a ver a mi esposo de manera diferente siempre de la mano de Dios, sabiendo que El siempre está ahí.
Mi relación con mi esposo jamás será la misma a partir de hoy, y mi vida tampoco. Dios me habla hoy y yo le debo todo lo que soy… ¡A dar amor a todos!.
Gracias, gracias, gracias.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Alejandra, MÉXICO

20 de Octubre de 2015
La meditación de Humane Vitae me llegó al corazón, ya que desde hace meses estoy en discernimiento con mi director espiritual, porque me siento llamada como virgen consagrada a promover la dignidad de la mujer, el valor de la virginidad, el vivir la castidad, el defender la vida, evitar embarazos no deseados y el aborto en los jóvenes.
Voy a tomar una decisión importante en mi vida consagrada para realmente extender el Reino de Cristo. Me encomiendo a sus oraciones, para realmente confirmar si esa es la voluntad de Dios.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
Jessica, MÉXICO

20 de Octubre de 2015
A mi llegada al curso Dios me pidió que abriera mi corazón. He recibido incontables gracias, pro la principal es acercarme al amor de Dios, sentirme su hija muy amada y ofrecer mi confesión después de 15 años como ofrenda de amor por mi esposo y presentarme ante él y ante Dios como una mujer nueva, iluminada por la Teología del Cuerpo.

CURSO CHICHÉN ITZÁ, Noviembre 2015
  
María Valeria, MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por