HOMBRE HISTÓRICO

MISTERIO de la REDENCIÓN

SOY LLAMADO, SOY REDIMIDO

Temas

  1. ¿Cómo explica Juan Pablo II el pecado original?
  2. ¿Qué significa que después del pecado Adán y Eva dudan del don?
  3. ¿En qué sentido podemos decir que el pecado hiere?
  4. ¿Cómo era la mirada de Adán hacia Eva y de Eva a Adán antes del pecado?
  5. ¿Qué significa que después del pecado la soledad se convierte en aislamiento?
  6. ¿Qué significa que después del pecado la desnudez se convierte en vergüenza?
  7. ¿Qué significa que después del pecado la unidad se convierte en dominio?
  8. "El que mira a una mujer deseándola ya cometió adulterio en su corazón", ¿No Te produce una sensación de ser acusado?
  9. ¿Qué significa para Juan Pablo II la sospecha? Adán y Eva sospechan que Dios no es bueno. Sospechan uno del otro. 
  10. ¿Qué quiere decir Juan Pablo II cuando habla de los maestros de la sospecha? Marx, Nietzsche y Freud. Y qué tiene que ver con nosotros.
  11. Juan Pablo II nos enseña que el pecado introduce la concupiscencia. ¿Qué significa?
  12. ¿Cómo se relaciona la concupiscencia con la lujuria?
  13. Según Juan Pablo II, ¿cómo afecta la concupiscencia a los varones? ¿y a las mujeres?
  14. ¿Qué dice Juan Pablo II sobre la dominación de las mujeres por parte de los hombres?
  15. ¿Cómo contamina la concupiscencia el eros?
  16. La castidad ¿es un castigo? ¿O una liberación? ¿De qué? ¿Por qué?
  17. ¿Qué enseña Ezequiel 16?
  18. Si el pecado nos ha fracturado, ¿es posible la integración? ¿cómo?
  19. ¿Cómo restaurar la herida paterna o materna?
  20. ¿Cómo hace el Espí­ritu Santo para sanar las heridas?
  21. ¿Qué significa "bienaventurados los puros de corazón porque verán a Dios"?
  22. ¿Cuál es la relación entre la pureza y el Espí­ritu Santo?
  23. ¿Por qué San Pablo dice que nuestros cuerpos son templo del Espí­ritu Santo?

¿Quién es el hombre? ¿De dónde viene y a dónde va? 

¿Puede superar la muerte y el pecado que frustran sus deseos de felicidad?¿Hay salvación para él, hay esperanza? 

¿Cómo puede amar en plenitud?

La respuesta divinamente revelada es el hombre «en Cristo»: creado, redimido y resucitado. Únicamente a la luz del misterio de Jesucristo - de su obra y de sus palabras - puede desentrañarse el enigma del ser humano: su origen y su destino, su identidad y su dignidad, su grandeza y su miseria, el sentido de sus actos y su vocación al amor. 

Preguntar a Cristo; escucharle; contemplarle a la luz de la fe. 

En tres de las respuestas del Maestro, estas catequesis de San Juan Pablo II encuentran «palabras-clave» para abrir la puertas del hombre interior e indagar su identidad. En éste segundo ciclo - la «palabra-clave» es la remisión de Cristo al corazón del hombre tentado de adulterio, en el sermón de la montaña, en el que Jesucristo realiza una revisión fundamental del modo de comprender y cumplir la ley moral de la Antigua Alianza. 

El hombre interiormente tensionado entre las fuerzas desintegradoras del pecado y el anhelo de armonía, de amor hermoso, que le llega al fin por la gracia de la redención de Cristo.

El corazón humano no sólo es juzgado, sino también es llamado con la eficacia de la redención a reencontrar el orden del «principio».

En Cristo - sólo en Cristo -el hombre es rescatado. Y para vivir en plena libertad, vida de hijo de Dios. El hombre caído es levantado por Cristo. Y a una altura insospechable. 

El don del Espíritu Santo va conformando el corazón del hombre que se deja guiar por Él a la misma caridad esponsal de Cristo. 

Es la «buena nueva» del «corazón nuevo».

Comunidad Amor Seguro
Teología del Cuerpo de San Juan Pablo II
Mérida, Yucatán, México

Síguenos


Nombre


E-mail


Comentarios


© Amor Seguro, A.C.  |  Todos los derechos reservados
Mérida, Yucatán, México  |  Aviso de Privacidad