AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



20 de Junio de 2018
Cuando llegué a Ethos pensé que era un curso más en el que me dirían lo mismo... Pero salgo ahora con el corazón lleno, me siento feliz y ahora sé que mi vida tiene un sentido y que mi origen y mi destino es Dios que me ama a pesar de mis caídas... Aprendí apenas un poquito de Teología del cuerpo, pero hice la mejor experiencia de mi vida... No puedo dejar de sonreír y sé que mi sonrisa no se me borrará mientras recuerde que Dios me ama y que tengo a mi familia, la Iglesia, para llegar al cielo...

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónimo

20 de Junio de 2018
Llegué a Ethos de una manera inesperada, con el corazón roto y mil heridas sin sanar, algo que al principio creí una casualidad, pero, con el paso de los días en Ethos, me di cuenta que fue Dios quien a través de todas las personas que hicieron posible mi llegada a Ethos, me llamaba para abrirle mi corazón, para amarlo, para que el pudiera sanar mis heridas, para decirme que el nunca me dejó sola, que me hizo fuerte y que quería que lo amara y me acercara a él. En Ethos aprendí que no estoy sola, que en cada batalla Dios esta a mi lado y me hace más fuerte con cada lucha; es la mejor experiencia que puedes vivir, no solo te acercas más a Dios, también, encuentras personas increíbles que al principio son extraños y al final terminan convirtiéndose en tu familia, personas que siempre llevarás en tu corazón. Te llevas una familia y experiencias inolvidables, risas, lágrimas y lo más importante, vives el acercamiento a Dios de una forma increíble e inexplicable. 100% recomendado, sin duda regreso el próximo año. ¡GRACIAS ETHOS!

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónima

20 de Junio de 2018
Me gustaría que mi testimonio fuera anónimo y lo dejo a su libertad publicarlo en la página. Fue una experiencia que no podría poner en palabras, la verdad es que iba muy cerrada y con muchos ánimos, toda mi vida el tema de la religión es algo que me han metido a fuerza bastante y nunca fue algo opcional para mi, después de esta experiencia fue una desicion propia, desperté en mi las preguntas que siempre estuvieron presentes, las ganas de dejar ir heridas del pasado para que Dios entrara nuevamente en mi vida. Sobre todo fue hermoso ver la Fe en las demás personas, es un sentimiento que no puedo describir ver a las consagradas, sacerdotes, y jovenes orando con la fe que lo hacen, creo que eso fue lo que más me movió porque es algo que me ha costado trabajo. El hablar con un sacerdote fue lo que me ayudó a dejar ir muchas cosas y tener presente a dios en mi corazón. Escuchar la historia de los demás me ayudó a no juzgar antes de conocer una historia, ya que nunca sabemos por que batalla esta pasando cada uno, el carisma, las risas, los abrazos, y toda la sencillez que encontré ahí a mi manera me lo llevo siempre y lo guardo conmigo, estoy infinitamente agradecida con todos por aportar algo en mi, aunque no haya sido con palabras creo que me llevo algo de cada una de las personas con las que me crucé ahí.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónima

20 de Junio de 2018
Yo al principio estaba muy nerviosa por ir a ethos, no conocia a nadie, llegue y se me hacia dificil hablar como todos como si nada, pero en el transcurso del primer dia todos me dieron muchisima confianza. El ambiente es impresionante, es un ambiente de amor, totalmente. Sin duda es de las mejores experiencias que he tenido y que quisiera volver a vivir. El encuentro con cristo es inexplicable, te hacen ver la fe y a Dios de otra manera, mejor y mas alcanzable. Agradezco demasiado a la familia Bringas por ser un gran testimonio como matrimonio y familia, estan ayudando a demasiados jovenes y Dios esta contentisimo! Gracias!

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónimo

20 de Junio de 2018
Es difícil explicar un campamento así, pues francamente es una experiencia personal que hay que vivir. Aún así, puedo decir que es un estado de constante felicidad, y puede que no entiendas nada de lo que te están explicando, pero habrá algo que te hable en el alma, y eso cambiará tu vida. En mi caso fue durante misa, me puse a llorar porque de pronto entendí que si dejo mis pasos en manos de Dios, no hay manera de que algo malo pueda pasarme. Lo pueden subir si quieren.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónimo

20 de Junio de 2018
Ethos es el inicio de una gran aventura, la respuesta a muchas preguntas y la verdadera guía en la orientación del amor, escogiendo al Amor como la fuente de vida.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Fernando Luis

20 de Junio de 2018
ETHOS fue una experiencia única. No puedo decir que estoy transformada y que mi vida está resuelta. Pero puedo decir que sembraron en mi una semilla que ahora busca y espera crecer, para seguir alimentándola con el amor de Dios. Encontré mucha gente que toco mi corazón, que me escucho y me ayudó a darme cuenta de cuantas heridas tenía sin sanar. Ahora está en mi seguir creciendo con todo lo que aprendí, con lo que me enseñaron y con Dios a mi lado. También encontré un amor paternal y maternal en los sacerdotes y consagradas. Eternamente agradecida con ellos, con ETHOS y con Dios por haber vivido esta experiencia y tomar otra perspectiva en el camino que sigo.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónimo

20 de Junio de 2018
Antes de ir a Ethos tenía una perspectiva muy diferente de la Iglesia Católica y no entendía muchas cosas sobre la religión, Ethos me ayudó a comprender muchas de estas cosas y tuve la dicha de tener una experiencia espiritual fuerte en la cuál sentí a La Santísima Trinidad manifestándose en mi vida, algo que jamás había vivido. En Ethos encontré amigos y una familia, a pesar de que no socializaba mucho porque pensaba que iba más a trabajar en la conexión espiritual que estaba estableciendo conmigo misma y me estaba dando de cuenta de muchas cosas y me sentía un poco sacada de onda y no me sentía muy sociable y aún así sé que es un ambiente en el cuál te sientes considerado, querido y seguro. Es una experiencia que vale completamente la pena, sin duda alguna volvería a vivirla.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónima

20 de Junio de 2018
Hace dos años pasé por algo que me hizo perder por completo mi relación con Dios. Cuando llegué a Ethos, llegué con la esperanza de poder recuperar mi relación con él, ya que ya había tratado de varias formas, con otros retiros, yendo a misas, pero aún así no lo lograba. El segundo día de Ethos, en una adoración lloré de principio a fin. Le pregunté “¿dónde estabas cuando más te necesitaba? ¿Dónde estás ahora?”. En ese momento sentí como unos brazos me rodeaban, y luego otros y luego una mano sobre mi espalda. No fue hasta el día siguiente, cuando hablamos de la Santísima Trinidad, que entendí su señal. Tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, así como las tres personas que me mostraron su apoyo. Después de mucho tiempo sentí la presencia de Dios en mi corazón, me sentí su hija, me sentí querida. Antes de llegar a Ethos sentía un vacío inmenso en mi corazón, ahora puedo decir que mi corazón está lleno y pleno, puedo decir que me fui en paz, puedo decir que Ethos en serio me cambió la vida.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Carolina González Von Hauske

20 de Junio de 2018
Es una EXPERIENCIA vital de saberse amada por Dios, llamada y enviada a compartir éste amor; ser testigo del amor de Dios Trinitario... promotora de ETHOS.

CAMPAMENTO ETHOS, Valle de Bravo 2018
  
Anónima

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por