AcercaComo TrabajamosPara compartirVĂ­veloEl corchocontacto.php

 



10 de Febrero de 2012
Creo que necesito ir “desdoblando” lo que he recibido (orarlo más). Me ha despertado varias puertas en mi interior y hay más sed. Me enseñaron mucho pero veo que es una probadita. Ha sido una experiencia muy positiva. Ha sido una llamada personal de Jesucristo a mirar con otros ojos y ha renovado mi interior, renovado el amor. Ha sido una llamada a amar más y mejor desde el corazón mismo de Dios que es mi fuerza y motivación.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Anónimo

10 de Febrero de 2012
El aprendizaje del corazón, el respiro al corazón y el consuelo que sólo Dios puede brindar a un corazón herido.
Una experiencia del amor de Dios, de su acompañamiento en esta vida. Tratar y pedir la gracia de ver a los demás con los ojos de Dios, con cuerpo y alma, lo que nos hace únicos y maravillosos.
Para Dios todos somos importantes, valiosos. Él quiere estar presente, por eso la sed del hombre de AMAR que sólo se sacia en Dios (esponsal) y en el matrimonio un medio para vivir esa relación esponsal con Dios tangible en el amor humano.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Anónimo

10 de Febrero de 2012
Ha sido una forma novedosa de acercarse al conocimiento del Hombre y cómo Dios Padre lo planeó desde el principio.
Conocer, comprender y asumir la Teología del Cuerpo en la vida cotidiana, es realizar el plan salvífico de Dios Padre en cada uno de sus hijos que nos ama personal y exclusivamente desde la eternidad.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Rigoberto, Mérida, MÉXICO

10 de Febrero de 2012
En lo personal me ayudó mucho la parte del Hombre originario, viendo al amor creativo y la concepción de una lucha como Hombre histórico llamado a esa participación del don esponsal de Cristo en el cielo.
Fue la gracia de admirarme del don esponsal de Dios a mi alma; donde comienzas a valorar tu don de ser consagrada al participar de ese don maravilloso de saberme Esposa de Dios; la experiencia de unas ganas inmensas de amar a Cristo con la seguridad de que sólo Él me basta dejando que me ORDENE el corazón con su amor, para así de esa seguridad creer, esperar y amar a los demás con la totalidad del don con que me siento plenamente afortunada.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Soledad, ARGENTINA

10 de Febrero de 2012
Me ha develado de forma muy precisa cual es el amor verdadero.
La verdad es que tengo otra visión de la vida, del Amor, ese amor con Dios, con mi esposa, mis hijos, amigos y más aún estoy seguro que puedo lograr mi felicidad y de las personas que amo.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Félix, VENEZUELA

10 de Febrero de 2012
La convivencia “ordenada” entre hombres, mujeres consagrados, religiosos, matrimonios, solteros, separados… El poder vivir un pedacito del cielo, la comunidad eclesial que nos habla del cielo ya ahorita, aunque todavía no por completo… La convivencia en torno a la Eucaristía – Misa, adoración, oración y en las sesiones, estar con Él.
Simplemente quiero agradecerles a todo el equipo organizador por su SER, por lo que cada uno ES… y por su gran capacidad de transmitir el amor con su testimonio y amor a Jesucristo en la vocación de predilección que Dios les ha dado (sea en el matrimonio o la vida consagrada).
Me voy muy esperanzada y agradecida con Dios y con la Iglesia, al ver y experimentar a CRISTO VIVO que ama a su esposa la Iglesia ¡que soy yo!, y al constatar con las vivencias que ¡Dios vio que lo que hizo fue muy bueno!.
Abrumada, agradecida con Dios, por el gran don inmerecido de mi consagración.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Adriana, Mérida, MÉXICO

10 de Febrero de 2012
Aprendí que la Teología del Cuerpo no es conceptual, es vivencial.
Lo más valioso del curso, el valor de la persona humana expresado con su belleza, verdad y bondad; reflejo de la Trinidad y expresado en Jesucristo.
Amor seguro me ha ayudado a valorar la persona humana, a la luz de Juan Pablo II en su riqueza y belleza, no como concepto sino en la vida para amar con libertad.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
P. Armando, Monterrey, MÉXICO

10 de Febrero de 2012
Creo que ha traspasado mi mirada, que sin querer fue lastimada en algún momento por mi propia mamá con todo su afán de educarme y cuidarme. Como si el rayo que traspasó el corazón de Santa Teresa hubiera traspasado mi entendimiento y me hubiera llenado de luz. Gracias a Juan Pablo II y gracias a Amor Seguro.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Anónimo

10 de Febrero de 2012
Lo más valioso del curso es la experiencia hecha vida de quien expone, la riqueza de las diferentes vocaciones y por supuesto, la presencia constante de Jesús.
Lo resumiría en una frase: “El corazón está hecho para pertenecerle a alguien”.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Mariana, Monterrey, MÉXICO

10 de Febrero de 2012
Fue algo muy especial, pero el poder experimentar entre las personas que estuvimos aquí un “cachito” de cielo, como una comunión de los santos me ilumina, es modelo de lo que debe de ser mi vida de comunidad.
Es difícil resumir tantas experiencias y contarlas todas; pero sí fue una experiencia de sanación de encontrarme con esas “lágrimas” de Cristo que sanan o empiezan a sanar mi corazón, fue encontrarle un sentido a golpes fuertes que han pasado en mi vida, fue una experiencia que me ha llevado a aprender a amar, lejos de un amor concupiscente, a un amor benevolente; y con todo mi corazón, con toda mi alma, con todas mis fuerzas fue volver a escuchar ese amor de Cristo a la esponsalidad como célibe, “recordar” el amor primero, decirle sí otra vez, y ¡abrirme a vivir una fecundidad espiritual!.

Chichén Itzá, Febrero 2012
  
Ana paula, Mérida, MÉXICO

VER MÁS  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40  

© Amor Seguro, A.C.| Todos los derechos reservados | Mérida, Yucatán, México | Website por